INICIO Buscador
búsqueda avanzada búsqueda avanzada
Buscador
Mostrando 10 de 61 contenidos encontrados
Ordenar por:
Resultados por página:
Guías online de gestión de comercio exterior

Preparación de la oferta, transporte y seguro

Documentos Importación y Exportación

Finalidad

Un seguro de cambio es un contrato de compraventa de divisas entre una entidad financiera y un cliente con la finalidad de eliminar el riesgo de tipo de cambio en los pagos y cobros en divisas en operaciones de comercio internacional.

En el momento en que el vendedor cierra la operación de venta en divisas, puede asegurar mediante el seguro de cambio el contravalor en euros con la contratación de un seguro de cambio.

Emisores Competentes

La empresa exportadora, mediante carta.
Documentos Importación y Exportación

Finalidad

Inglés: Certificate of Insurance.
Francés: Certificat d’Assurance.

El Certificado de Seguro es un documento establecido para el asegurador en el que se indica que se ha suscrito un seguro y preparado una póliza. En la práctica de los Seguros de Transporte se utilizan Certificados cuando se ha contratado una Póliza Abierta Flotante, o cuando, por razones diversas, la póliza no acompaña al envío, o al vehículo.

Es aquella por la que en virtud de las características especiales del riesgo (Variabilidad del objeto asegurado, modificación de la cuantía del capital cubierto, etc.) se concede al Asegurado, dentro de unos límites y previo reconocimiento de determinadas condiciones, una garantía "abierta" en la que pueden establecerse aumentos o reducciones. Normalmente, la póliza flotante es consecuencia del deseo de simplificar los trámites administrativos que exigiría la actualización de una póliza en la que el riesgo estuviese sujeto a continuas variaciones.

SOLICITANTE
Exportador o Importador (según los INCOTERMS), Transitario.

EMISOR
Entidades Aseguradoras,

CONTROLES
- El Certificado debe ir siempre firmado y sellado por la Entidad Aseguradora para su validez.
- Debe ser emitido sobre la base de la Ley 50/80 de Contrato de Seguro y hacer constar en la misma que se ampara en dicha norma.
- Debe estar especificado el riesgo al que se le da cobertura.

NORMATIVA VIGENTE
El régimen que se contiene en el Código de Comercio, regulador del Contrato de Seguro Marítimo, en el que se encuentra integrado el régimen jurídico aplicable al Contrato de Seguro de Transporte Marítimo de Mercancías (artículo 735 y s.s del Código, particularmente el artículo. 745.2 in fine).

El régimen de la Ley de 8 de octubre de 1980, sobre Contrato de Seguro, con la modificación operada por la ley 30/1995 de 8 de noviembre, de Ordenación y Supervisión del Seguro privado, reguladora de los Contratos de Seguros generales, en los que quedarán incorporados los de transporte de mercancías que se realicen por cualquier medio distinto al marítimo.
Emisores Competentes

Compañías de seguro y reaseguro.
Documentos Importación y Exportación

Finalidad

El Seguro de Transporte cubre los riesgos derivados del transporte de la mercancía y de la modalidad de entrega acordada.

El elemento determinante de esta modalidad de aseguramiento es el transporte, entendido como movimiento o desplazamiento de las cosas aseguradas, y su finalidad la de cubrirlas contra los riesgos que puedan afectarlas durante su traslado de un lugar a otro, y por extensión a determinados períodos (estancias) o situaciones (carga y descarga, etc.) relacionados con el hecho del transporte.

Observaciones:
Clases de Póliza:

 Especiales o por Viajes.
Cubren un determinado envío o transporte de mercancías, pudiendo hacerse extensivo a buques, vagones y aeronaves. Llegados al punto de destino los bienes Asegurados, termina la garantía del seguro.

 Pólizas Abiertas.
Cubren una cantidad fija correspondiente al valor de determinadas mercaderías a transportar en más de un viaje.

 Pólizas de Abono o Flotantes.
Reciben la denominación de Pólizas Flotantes o de Abono aquellos contratos establecidos a favor de un determinado Asegurado en los que ha convenido “a priori”, las condiciones especiales del seguro, clase de mercancías, viajes a cubrir y primas a percibir para cada uno de los viajes previstos.

Las Pólizas Flotantes ofrecen al Asegurador la ventaja de tener cubiertas sus expediciones desde el momento en que entran en riesgo de conocer las primas aplicables en cada caso y de proporcionarle, en principio unas primas más económicas.

El Asegurador viene obligado a incluir en la cobertura de la Póliza todas las expediciones que deban transportarse por se cuenta o interés, sin más excepción que:

1. La que reciba bajo la fórmula C.I.F. en las operaciones de importación.
2. Las que expida en régimen FOB o modalidad similar en las operaciones de exportación.
3. Aquellos casos en que por pacto expreso se excluyan de las garantías del contrato unas determinadas o específicas expediciones.

El Asegurador deberá cumplimentar los oportunos “Boletines de Aplicación”, detallando para cada expedición y en el correspondiente impreso las particularidades del envío, tales como destinatario, viaje, clase de mercancía o identificación y peso, medio de transporte empleado y en su caso nombre del buque porteador y valor garantizado.

 Pólizas s “Forfait” o Término.
Cubren hasta un límite máximo de valor y mediante una prima fija convenida todos los transportes de mercancías objeto del seguro realizado por el medio de transporte señalado en el momento de suscribir el seguro durante el periodo de tiempo convenido y con independencia del número de viajes.
El tomador es quien contrata el seguro por cuenta de otro (por ejemplo, un Transitario que contrata para su cliente) y, el beneficiario, es el acreedor de la posible indemnización.

Personas que pueden contratar el seguro:

a) El usuario (remitente o destinatario). El seguro no es obligatorio y constituye un seguro de Daños.
b) El Porteador o Transportista. Es un Seguro de Responsabilidad, ya que cubre la que pueda corresponderle.
c) La Agencia que intervenga, en su caso.

SOLICITANTE
Exportador o Importador (según los INCOTERMS), Transportistas o Transitario.

EMISOR
Entidades Aseguradoras autorizadas por la Dirección General de Seguros para trabajar el ramo de transporte.

DESTINATARIO
Exportador o Importador (según los INCOTERMS), Transportistas o Transitario.
- La Póliza debe ir siempre firmada y sellada por la Entidad aseguradora para su validez.
- Debe ser emitida sobre la base de la Ley 50/80 de Contrato de Seguro y hacer constar en la misma que se ampara en dicha norma.
- Debe estar especificado el riesgo al que se le da cobertura.
- La Póliza siempre debe ir acompañada del recibo de pago de prima.

TIPO DE TRANSPORTE AL QUE SE APLICA
Marítimo.
Terrestre: carretera y Ferrocarril.
Aéreo.
Multimodal.

Observaciones
Podemos diferenciar varios tipos de seguros según medio de transporte.

Emisores Competentes

Compañías de seguros y reaseguro.
Documentos Importación y Exportación

Finalidad

Inglés: Application for insurance


Es el documento mediante el que la empresa exportadora, o la parte compradora, según les corresponda en función del Incoterm acordado en el contrato de compraventa, solicita a la compañía de seguro elegida, la cobertura adecuada.

Emisores Competentes

Emisores competentes
Solicitante: comprador o vendedor
Destinatario: empresa aseguradora
Documentos Importación y Exportación

Finalidad

Inglés: Application insurance
Francés: Petition d’assurance


La normativa que regula esta actividad es la Ley 50/1980, de 8 de octubre, del Contrato de Seguro.

La solicitud es el documento mediante el que se solicita la contratación de seguro. Se recoge la voluntad del Tomador, que se dirige a la entidad aseguradora, y contiene la descripción del riesgo que se quiere asegurar. Debe contener también los detalles que el asegurador necesite para establecer el precio y condiciones bajo las que otorgará la garantía que se solicita. Por ello, la inexactitud, ocultamiento o falsedad de los datos solicitados, tiene efecto sobre la validez del contrato que se suscribe.

Cuando la entidad aseguradora, tras analizar la información recibida, decide que puede asegurar en las condiciones que se han definido, emitirá el contrato. Si entiende que los riesgos son excesivos, o especiales, normalmente emite una propuesta específica o rechaza la solicitud. Importante es señalar que el hecho de enviar una solicitud de seguro, no vincula al solicitante.

El exportador que debe asegurar los bienes vendidos puede acudir a cualquier entidad aseguradora del ramo de transporte de mercancías para formalizar la cobertura o acudir a un intermediario (mediador de seguros).

La solicitud debe ir siempre firmada por la entidad aseguradora. Delo contrario, la cobertura no es válida. La solicitud vincula a la entidad aseguradora siempre que haya firmado.

Si la entidad aseguradora lo considera oportuno, puede incorporar a la solicitud un cuestionario para mejor valorar el riesgo y, en su caso, formular una proposición de seguro que el tomador puede aceptar, o no. Esta proposición de seguro es un documento emitido en función del contenido de las respuestas al cuestionario. Vincula al proponente durante un plazo que debe estar estipulado en la propia proposición. Si es aceptada, se emite la correspondiente póliza que deberá contener los términos que contenía la proposición, y el tomador tiene un periodo de un mes para solicitar las correcciones oportunas, en su caso.

Emisores Competentes

La empresa exportadora
Documentos Importación y Exportación

Finalidad

Inglés: Exports Credits Insurance
Francés: Assurance du crédit a l’exportation


El seguro de crédito a la exportación se destina a cubrir los riesgos asociados con las operaciones de exportación, indemnizando las pérdidas que los exportadores sufren por créditos impagados relacionados con dichas operaciones.

Lo habitual es que el exportador asuma una parte del riesgo. Éste, nace en el momento dela entrega de la mercancía o servicio y se extingue con el cobro del precio acordado.

Riesgos hay de varios tipos:

Comercial: se deriva cuando el comprador extranjero no cumple sus obligaciones contractuales o de pago frente al exportador, originando la pérdida. Se considera riesgo comercial la insolvencia de derecho del deudor (quiebra, suspensión de pagos, etc.), la insolvencia de hecho (desaparición del deudor, falta de activos, etc.), etc.
El hecho asegurado puede producirse en dos momentos: antes del embarque de las mercancías, en cuyo caso estamos ante un riesgo de resolución del contrato, o después del embarque, en cuyo caso estamos ante el riesgo de crédito.

Político: son los derivados de decisiones gubernamentales que impiden el cumplimiento del contrato o la transferencia y pago del precio pactado.

El seguro de crédito a la exportación cubre varias categorías de operaciones:
-exportación de bienes y servicios,
-créditos a la exportación, tanto en prefinanciación como en postfinanciación, concedidos por entidades financieras, confirmación de créditos documentarios irrevocables y prestación de determinadas fianzas
-operaciones que implican promoción o fomento de las ventas al exterior,
-operaciones triangulares realizadas por empresas españolas

Existen diversos tipos de póliza, que varían en función del riesgo a cubrir, los plazos de cobro, el tipo de operación, y el país involucrado. El importe de cobertura puede ser diferente, según el comprador sea público o privado, lo que influye también en el precio de la prima a pagar.

• Pólizas para operaciones de corto plazo

Cubren las operaciones con aplazamientos de pago no superiores a un año. La cobertura oscila entre el 85% y el 99% en función del tipo de riesgo. La suma asegurada puede incluir los intereses pactados en contrato, los gastos de transporte y seguro de las mercancías y otros gastos accesorios. El porcentaje se aplica sobre la parte aplazada del precio de venta, cuando se trata de riesgo de crédito, y sobre el precio de coste cuando el riesgo cubierto es el de resolución de contrato.
Existen pólizas por operación y pólizas abiertas. La elección de una u otra depende de la intensidad de la actividad exportadora de la empresa. La individual se utiliza para operaciones puntuales y aisladas, con independencia de que se compongan de varias expediciones parciales. Suelen ser operaciones de bienes de equipo o grandes contratos de elevado importe. La póliza individual consta solo de condiciones generales, con semejante contenido que las pólizas flotantes, y condiciones particulares, que recogen los datos del comprador y las características concretas de la operación.
Las pólizas abiertas contienen Condiciones Generales, Condiciones Particulares y Suplementos de Clasificación. Las primeras recogen las cláusulas aplicables a todos los asegurados, las segundas recogen las características propias de la operación y los suplementos de clasificación son el instrumento que utiliza el asegurador para comunicar al asegurado la clasificación crediticia de los compradores, el límite asignado a cada uno y la fecha de entrada en vigor.
Una póliza de este tipo es la póliza 100 para PYME del CESCE.

• Pólizas para operaciones a medio y largo plazo

Cubren operaciones con aplazamientos de pago superiores a 2 años. Se instrumentan mediante tres tipos de póliza:

De crédito suministrador: cubre el riesgo del exportador que ha concedido, de motu propio, crédito a su cliente extranjero. El porcentaje máximo de cobertura oscila entre el 94% y el 99% dependiendo del riesgo a cubrir, que puede ser comercial o político/extraordinario.

De crédito comprador: aseguran al banco financiador, en España o en el extranjero, el riesgo de impago del crédito otorgado al comprador extranjero para la adquisición de bienes y servicios españoles con plazo de reembolso superior a dos años. El porcentaje de cobertura oscila entre el 94% y el 99% según se trate de riesgos comerciales o políticos.

De garantías bancarias: garantizan la recuperación de las pérdidas que pueda sufrir el banco asegurado en el supuesto de impago, por parte del exportador, del crédito que le hubiera concedido para fabricar los bienes a exportar o financiar el pago aplazado de una exportación con pedido en firme.

• Cobertura para operaciones especiales

Pólizas de forfaiting: cubre al banco que compra los efectos girados por el importador para cubrir su deuda con un exportador.

Pólizas de operaciones de compensación: cubre los riesgos políticos representados por las decisiones que pueda tomar el gobierno del país importador y que impidan entregar al exportador las mercancías de contrapartida pactadas en el contrato.

Pólizas de obras y trabajos en el extranjero: cubre a los contratistas de las pérdidas que pudieran sufrir por no poder llevar a cabo las obras contratadas, por interrupción en su ejecución o por el impago de las certificaciones de obra. La cobertura del riesgo político alcanza también al parque de maquinaria desplazada. La cobertura oscila entre el94% y el 99%.

Pólizas de ejecución de fianzas: cubren la ejecución injustificada de fianzas, depositadas tanto por el exportador como por una entidad financiera que la preste en su nombre. La cobertura alcanza el 99%, tanto de fianzas condicionales como de las incondicionales o ejecutables a primera demanda.

Póliza de inversiones españolas en el extranjero: cubre los riesgos de establecimiento en el exterior, de adquisición de compañías extranjeras, de participaciones en ampliaciones de capital, de créditos con duración de cinco o más años, etc. La cobertura alcanza al 99% de los riesgos políticos tales como confiscaciones, expropiaciones, imposibilidad de repatriación de capitales, revoluciones, guerras civiles, etc.

Emisores Competentes

Organismo competente:

Solicitante: el exportador
Emisor: en España, o bien la Compañía de Seguros de crédito y Caución, o bien la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (CESCE).
Contratos Internacionales

El seguro de transportes es aquel mediante el que el asegurador se obliga, previo cobro de la prima, a indemnizar al asegurado o beneficiario hasta el límite fijado los daños que, como consecuencia de la ocurriencia de algún riesgo cubierto, sufran las mercancías durante el viaje asegurado y con frecuencia también en períodos anteriores, contemporáneos y posteriores a dicho viaje.

El contrato de seguro de transporte tiene carácter subrogatorio, por lo que permite al asegurador, una vez abonada la indemnización al asegurado, asumir todos los derechos de éste último ante terceros, por ejemplo porteadores, ante quienes podrá ejercer las acciones necesarias e incluso demandar en reclamación de los daños que considere causados por los mencionados terceros.

Tomaremos como base la póliza de seguro marítimo, de la que podemos hacer una extrapolación al resto de medios de transporte. La Póliza de seguro marítimo de mercancías según el modelo Institute Cargo Clauses es el tipo de modelo de condicionado inglés, aprobado por el Instituto de Aseguradores de Londres (Institute of London Underwriters).

A estas pólizas se las conoce como Institute Cargo Clauses (ICC), de las que existen tres niveles diferenciados según el tipo de cobertura que ofrecen: A, B y C.

Las pólizas con condiciones inglesas se diferencian de las españolas en que son más simples y claras, con cobertura más amplia en tiempo y espacio, al abarcar ésta desde el almacén del suministrador hasta el del comprador u otro designado al efecto en la póliza, y no sólo de muelle a muelle como sucede en la póliza española de seguro marítimo de mercancías.

La póliza tipo A cubre todos los riesgos posibles excepto:
-Conducta dolosa del asegurado.
-Pérdidas, derrames y mermas en volumen y/o peso cuando se deban a la naturaleza de la cosa.
-Pérdida y/o daños por insuficiencia de embalaje o inadecuación del objeto asegurado.
-Vicio propio o naturaleza intrínseca de la cosa.
-Demoras.
-Daños provinientes de artefactos nucleares.
-Innavegabilidad o inadecuación del buque, siempre que el asegurado tenga conocimiento de la misma al tiempo de la carga.
-Guerra y sus manifestaciones.
-Huelga y sus manifestaciones.
-Artefactos de guerra.
-Terrorismo.

Por su parte, la póliza tipo B es más restrictiva en cuanto a los riesgos cubiertos:
-Incendio o explosión.
-Hundimiento, varada y embarrancada del buque porteador.
-Vuelco o descarrilamiento del medio terrestre.
-Abordaje; en general, colisiones del vehículo porteador.
-Descarga de mercancías en puerto de arribada.
-Terremoto, erupciones volcánicas y rayos.
-Sacrificios en avería gruesa.
-Echazón y arrastre por olas.
-Mojaduras.
-Gastos de salvamento y contribución a la avería gruesa.
-Pérdida total de bultos en operaciones de carga o descarga

Los riesgos que no cubre la póliza B son los mismos que la póliza A, pero además debe añadirse la destrucción deliberada del objeto asegurado, por el acto voluntario de cualquier persona.

Por último, la póliza tipo C excluye los mismo riesgos que la tipo B, pero restringe aun más los riesgos incluídos:
-Incendio o explosión.
-Hundimiento, varada y embarrancada del buque porteador.
-Vuelco o descarrilamiento del medio terrestre.
-Abordaje; en general, colisiones del vehículo porteador.
-Descarga de mercancías en puerto de arribada.
-Sacrificios en avería gruesa.
-Gastos de salvamento y contribución a la avería gruesa.

Debe tenerse en cuenta también que existen diferentes tipos de póliza:

-Póliza especial o por viaje: para un viaje concreto, terminado el cual concluye la validez de la póliza.

-Póliza abierta: para cubrir un capital determinado a transportar en varias expediciones o transportes, con condiciones idénticas para todos ellos, y prima a abonar al principio o con cada expedición.

-Póliza a forfait: cubre un capital determinado y fijo en una serie de viajes sucesivos e indeterminados durante el período previsto. Es el tipo de póliza utilizado por las empresas de transporte para cubrir sus responsabilidades obligatorias marcadas por leyes o convenios internacionales.

-Pólizas de abono o flotante: se negocian los términos de la cobertura al inicio del período y se le van incorporando capitales o valores asegurados conforme se van realizando operaciones comerciales. Permiten una simplificación sustancial del proceso de contratación y ofrecen ventajas importantes para ambas partes.
Contratos Internacionales

Es un contrato por el cual el Asegurador se obliga mediante una prima a indemnizar las pérdidas que ocasionan los siniestros al Asegurado. Se trata de la póliza de seguro que tiene por objeto la cobertura de cualquier interés sometido a los riesgos de la navegación o del transporte marítimo. Por ello, el seguro tanto puede hacer referencia a las propias embarcaciones (en tal caso se le denominará seguro de cascos) como a las mercancías (en cuyo caso se le denominará seguro de mercancías).

En lo referente al seguro de mercancías, se aseguran las mercancías cargadas para su transporte y los intereses que existieran sobre ellas, tales como el valor material de los bienes embarcados más el de sus accesorios; el importe de los fletes devengados a todo evento; otras partidas que incrementan el valor de los bienes en destino (coste del seguro, derechos de aduanas, impuestos, etc.), o el beneficio esperado por el receptor sobre las mercancías transportadas.
Contratos Internacionales

El seguro de transportes es aquel mediante el que el asegurador se obliga, previo cobro de la prima, a indemnizar al asegurado o beneficiario hasta el límite fijado los daños que, como consecuencia de la ocurriencia de algún riesgo cubierto, sufran las mercancías durante el viaje asegurado y con frecuencia también en períodos anteriores, contemporáneos y posteriores a dicho viaje.

El contrato de seguro de transporte tiene carácter subrogatorio, por lo que permite al asegurador, una vez abonada la indemnización al asegurado, asumir todos los derechos de éste último ante terceros, por ejemplo porteadores, ante quienes podrá ejercer las acciones necesarias e incluso demandar en reclamación de los daños que considere causados por los mencionados terceros.

Tomaremos como base la póliza de seguro marítimo, de la que podemos hacer una extrapolación al resto de medios de transporte. La Póliza Española de seguro marítimo de mercancías es el modelo empleado por la mayor parte de compañías españolas de seguro.

Se trata de un modelo estandarizado que consta de 39 artículos que pueden ser modificados por las condiciones particulares pactadas entre el asegurador y el asegurado.

Los principales riesgos cubiertos por esta póliza son los de mar y otras vías navegables que acaecieran a las cosas transportadas en las bodegas. Exluye las cargas transportadas en cubierta. Los riesgos del mar son los siguientes:

-Pérdida total, contribución a la avería gruesa y gastos de salvamento.

-En general, todos los riesgos fortuitos o de fuerza mayor que pudieran acontecer durante el transporte, con las exclusiones que se citan en el contrato.

-Avería simple o particular en los casos de naufragio, incencio, varada o abordaje.

Por otra parte, los riesgos que quedan excluídos son los siguientes:

-Apresamiento, comiso, secuestro, embargo, los que resulten del contrabando o incumplimiento de las leyes.

-Los riesgos de la guerra, de daños por minas u otros ingenios bélicos, rebeliones, revoluciones, motines, conmociones civiles, huelgas, sabotajes, cierres patronales y boicot.

-Hurto, robo y falta de entrega total o parcial de bultos completos.

-Pérdidas y gastos que resulten de faltas de peso y dispersión no debidos a accidentes de mar cubiertos por la póliza; retrasos en la expedición y llegada y diferencias de cambio; fermentación, germinación, oxidación, etc., debidos a la naturaleza o vicio propio de la mercancía asegurada; influencia de temperatura, moho y vaho de bodega; mala estiba, manchas, roturas, derrames de líquidos, deficiencias o insuficiencias de envases y mermas; rasgaduras, rozaduras y roeduras de animales dañinos; lluvias, nieves y mojadura de agua dulce.

Debe tenerse en cuenta también que existen diferentes tipos de póliza:

-Póliza especial o por viaje: para un viaje concreto, terminado el cual concluye la validez de la póliza.

-Póliza abierta: para cubrir un capital determinado a transportar en varias expediciones o transportes, con condiciones idénticas para todos ellos, y prima a abonar al principio o con cada expedición.

-Póliza a forfait: cubre un capital determinado y fijo en una serie de viajes sucesivos e indeterminados durante el período previsto. Es el tipo de póliza utilizado por las empresas de transporte para cubrir sus responsabilidades obligatorias marcadas por leyes o convenios internacionales.

-Pólizas de abono o flotante: se negocian los términos de la cobertura al inicio del período y se le van incorporando capitales o valores asegurados conforme se van realizando operaciones comerciales. Permiten una simplificación sustancial del proceso de contratación y ofrecen ventajas importantes para ambas partes.
Resultados por página: